UNESCO y Naciones Unidas cumplen 75 años: larga vida al multilateralismo

31 October 2021
UNESCO y Naciones Unidas cumplen 75 años: larga vida al multilateralismo

Bajo el título 'La sociedad civil, pilar fundamental para la paz', decenas de altos mandatarios y personalidades hicieron ayer un llamamiento urgente a la gobernanza multilateral y a las alianzas en el CaixaForum de Madrid.

Con pocos días de diferencia, a finales de 1945 se fundaron la Organización de las Naciones Unidas y la UNESCO. Todo ello, como recordó Juan José López Burniol, vicepresidente de La Caixa, ayer en la celebración del aniversario de ambas, tras uno de los capítulos más oscuros de la historia de la humanidad. 

En sus palabras, se identifican claramente épocas históricas de bonanza, como fueron “la Atenas de Pericles o la Francia de Luis XIV” y, de forma opuesta, otras como la que nos ha tocado transitar, en las que “apunta el conflicto” y que anticipan “cambios de ciclo histórico”. 

Sus palabras resonaban en el CaixaForum de Madrid ayer, en un encuentro promocionado por la Fundación La Caixa que quiso rendir homenaje a esa cultura de la paz que llevan en su ADN la ONU y la UNESCO.

“De un tiempo a esta parte, vivimos un proceso de cambio acelerado por dos crisis, la de 2008 y ahora la de la pandemia”, añadió Burniol. Estas nos hacen “revisar el orden de prioridades”.

En el “ocaso de los imperios y un mundo multipolar, la modernidad no puede ser nunca más una visión eurocéntrica”, puesto que “un mundo globalizado necesita una historia global y asumir que todos los caminos llevan a la modernidad” y se hace necesaria “una reflexión potenciadora para que haya auténtica paz”, basada en -citando a Platón y en referencia al último de los ODS- la labor política entendida como “el arte de tejer”.

En su intervención, Alberto Guerrero, presidente de la Federación Española de Asociaciones, Centros y Clubes para la UNESCO (FECU) explicó cómo “el papel que desempeñan las asociaciones dentro de la sociedad civil es el de formar a los ciudadanos” y actuar como “facilitadores” para contribuir a la paz y al desarrollo humano.

La gran riqueza de la UNESCO es su red civil: este proyecto de bien común para la humanidad pretende, en su misión, ser un faro para la sociedad civil en los valores que garanticen la paz, además de “la diversidad cultural y lingüística” y la “educación responsable”.

Las tres palabras que le gusta mencionar para definirse como federación son: formación, información y acción.

Federico Mayor Zaragoza, exdirector general de la UNESCO y presidente de la Fundación Cultura de Paz, comenzó su intervención repitiendo hasta tres veces la expresión “tan necesario”, referida al hecho de reconducir los presentes rumbos.

Mayor Zaragoza subrayó la necesidad de “sustituir una gobernanza plutocrática por un multilateralismo eficaz"

Ahora toca hacerlo con urgencia porque nos encontramos en situaciones de gran calado que no permiten postergar. Por ello, subrayó la necesidad de “sustituir una gobernanza plutocrática por un multilateralismo eficaz”.

Citando la primera frase de la carta de las Naciones Unidas, recordó la voluntad fundacional: “Nosotros los pueblos hemos resuelto evitar a las generaciones venideras el horror de la guerra”.

Para Mayor Zaragoza, el gran mensaje es que tenemos que actuar unidos, “no podemos volver a decir China, ni Rusia, ni USA”, porque las amenazas a las que tenemos que hacer frente son globales” y hay que hacerlo con rapidez “porque corremos el riesgo de que después no tenga remedio”.

Preguntando “¿se pueden imaginar qué vergüenza mirar a nuestros descendientes con una naturaleza deteriorada, una habitabilidad de la tierra reducida…?”, hoy se debe reclamar que todos los seres humanos sean iguales en dignidad, “sea cual sea su ideología y sensibilidad, por primera vez en la historia pueden expresarse”.

Para Gabriela Ramos, directora general adjunta de la UNESCO, este organismo es “la conciencia del sistema”. Y recordó cómo todas las actividades que organizan son realmente herramientas de vinculación para unir, como brazo intelectual, ayudando al ser humano a alcanzar su pleno potencial.

Apuntó que estamos a “sólo unas semanas de Glasgow”, encuentro en el que se tratarán diferentes temas, como el aumento de las reservas de la biosfera y, en materia educativa, apoyar a quienes más lo necesitan.

António Guterres: “La cooperación internacional es la única respuesta, porque sólo juntos podemos vencer a la pandemia”

“¡Qué extraño que una institución esté encargada de la ética!”, exclamó Ramos, explicando que, en realidad, “la ética somos todos y la ética debería formar nuestras decisiones”.

Para Ramos, se trata de construir “un nuevo contrato social, reconstruir la confianza en los gobiernos y avanzar una visión comprensiva del respeto, bienes públicos al alcance de todos, cambiando el modelo de desarrollo y poniendo el énfasis en el bienestar del individuo”.

Santiago Sierra, secretario ad interem de la Comisión Nacional Española de Cooperación con la UNESCO, habló brevemente de la inmensidad de los desafíos. En su opinión, es necesario un nuevo marco normativo interno, y que se acerquen los programas de la Unesco a la ciudadanía, de tal manera que se refuercen los lazos de cooperación y se agilice la toma de decisiones.

En palabras de Cecilia Robles, directora general de Organismos Internacionales de Naciones Unidas y DD.HH., “este 75 aniversario nos ofrece un buen momento para reflexionar acerca de cómo podemos dotarnos de instrumentos más eficaces, dado que las transformaciones digital y ecológica abren un nuevo marco de relaciones posibles”.

Líneas de trabajo que destaca Robles -para ilustrar el nexo entre los programas y la sociedad civil- son la “protección de la educación”, la “promoción del diálogo intercultural”, y “el voluntariado”, además de la “preparación de la primera estrategia española de diplomacia humanitaria”.

António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, envió un mensaje de vídeo en el que afirmó que la “cooperación internacional es la única respuesta, porque sólo juntos podemos vencer a la pandemia”.

Es necesaria “la multilateralidad, que la sociedad civil se active” y “que la juventud adquiera más liderazgo, porque van a ser los diseñadores de su futuro”. También que el progreso científico nos beneficie a todos, teniendo pleno respeto de los derechos humanos y nos permita vivir con dignidad en un planeta sano.

En su intervención, Enrique Santiagosecretario de Estado para la Agenda 2030, señaló cómo el objetivo 16 debería ser clave como la paz es uno de los pilares, entendida como el resultado de la construcción de sociedades. Apostando decididamente por el multilateralismo y usando las soluciones que se crearon ya tras la segunda guerra mundial.

Para Santiago, “la agenda 2030 es uno de los mejores ejemplos de esto mismo, de lo multilateral, para hacer frente a ese reto” de tal manera que se revise la actual forma de producción, que “puede llegar a ser incompatible con la vida en el planeta”. En su opinión, se trata de “no dejar a nadie atrás, ni a personas ni a pueblos”.

En este sentido, señaló que “España ha puesto la Agenda 2030 en el centro de su política exterior”. Concretamente, señaló cómo se ha creado una estrategia de desarrollo sostenible, involucrando a 14 ministerios desde el pasado mes de junio.

Dos mesas redondas sirvieron de cierre a la jornada matinal de este encuentro celebrado en el CaixaForum de Madrid, con dos temas clave que ambas instituciones han identificado: la multilateralidad y las alianzas.

Miguel Ángel Moratinos, alto representante Naciones Unidas para la Alianza de Civilizaciones, condujo la mesa sobre gobernanza multilateral, que comenzó con un elogio a Mayor Zaragoza. Moratinos explicó cómo en su opinión “el multilateralismo vive un momento existencial: o bien se traduce en un breakdown o en algo nuevo y colectivo”.

Moratinos explicó cómo en su opinión "el multilateralismo vive un momento existencial"

Pero la Agenda 2030 no avanzará si no hay voluntad política por parte de los actores, como fueron desgranando en sus intervenciones Reiner Braun, presidente del Internacional Peace Bureau; Garry Jacobs, presidente de la World Academy of Arts and Sciences; Francisco Rojas, rector de la Universidad de la Paz de NNUU; Roberto Savio, fundador del International Press Service; y Emilio Muñoz, fundador de la Asociación Española para el avance de la Ciencia.

Algunas de las ideas más importantes que se barajaron en relación con el compromiso con el multilateralismo fueron “el preocupante incremento de la desinstitucionalización”, según Rojas; “la necesidad de pensar globalmente en la educación”, para Jacobs; o la reflexión sobre la necesidad de incluir a todos los actores como representación de “un mundo multipolar, en el que vuelven a surgir las viejas trampas". Como dijo Savio: ¿sería posible hoy crear Naciones Unidas?

Asimismo, la mesa de coloquio de empresas e instituciones puso el foco en la adhesión en sostenibilidad y Agenda 2030, bajo la moderación de José Manuel Morán, vicepresidente del Capítulo Español del Club de Roma, y con la participación de Tomás Castro, presidente de Conetic; Miguel Escassi, director de políticas Públicas y relaciones Institucionales de Google España y Portugal; y Julio Andrade, director de CIFAL Málaga-UNITAR.

El “mejor uso de la tecnología”, la “colaboración público-privada, que además toma en cuenta a todos los actores” y el respeto a los derechos humanos y al estado de derecho fueron los temas clave del intercambio de opiniones en esta segunda mesa dedicada a la relación de las empresas con los ODS.